Los huracanes son grandes y torrenciales tormentas. Producen vientos de 119 kilómetros por hora (74 mph) o más. Eso es más rápido que un guepardo, el animal más rápido en tierra. Los vientos de un huracán pueden dañar edificios y árboles.

Los huracanes se forman sobre aguas cálidas del océano, pero a veces llegan a tierra. Cuando un huracán llega a tierra, empuja una pared de agua del océano a tierra, esta pared de agua se llama una oleada de tormenta. Las fuertes lluvias y tormentas de un huracán pueden causar graves inundaciones y afectaciones.

Huracanes

¿Como se forman los huracanes?

Los científicos no saben exactamente por qué ni cómo se forma un huracán. Pero sí saben que se necesitan dos ingredientes principales.

Un ingrediente es agua tibia. Las aguas cálidas del océano proporcionan la energía que una tormenta necesita para convertirse en un huracán. Por lo general, la temperatura del agua superficial debe ser de 26 grados centígrados (79 grados Fahrenheit) o ​​superior para que se forme un huracán.

El otro ingrediente son los vientos que no cambian mucho en velocidad o dirección a medida que suben en el cielo. Los vientos que cambian mucho con la altura pueden romper las tormentas.

Una vez que se forma un huracán, los meteorólogos predicen su trayectoria, también predicen lo fuerte que puede llegar a ser. Esta información ayuda a las personas a prepararse para la tormenta.

Categorías de los Huracanes

Hay cinco tipos o categorías de huracanes, la escala de categorías se denomina escala de huracanes Saffir-Simpson. Las categorías se basan en la velocidad del viento.

  • Categoría 1: Vientos 119-153 km / h (74-95 mph) – más rápido que un guepardo.
  • Categoría 2: Vientos 154-177 km / hr (96-110 mph) – tan rápido o más rápido que una bola rápida de un lanzador de béisbol.
  • Categoría 3: Vientos 178-208 km / h (111-129 mph) – similar, o cerca, a la velocidad de un servicio de muchos tenistas profesionales.
  • Categoría 4: Vientos 209-251 km / h (130-156 mph) – más rápido que la montaña rusa más rápida del mundo.
  • Categoría 5: Vientos de más de 252 km / h (157 mph) – similares o cercanos a la velocidad de algunos trenes de alta velocidad.

Partes de un Huracán

El Ojo: El ojo es el “agujero” en el centro de la tormenta. Los vientos son ligeros en esta área. Los cielos son parcialmente nublados, ya veces incluso claros.

Pared del ojo: La pared del ojo es un anillo de tormentas eléctricas, estas tormentas giran alrededor del ojo, la pared es donde los vientos son más fuertes y la lluvia es más pesada.

Bandas de lluvia: bandas de nubes y de lluvia van muy lejos de la pared de un huracán, estas bandas se extienden por cientos de millas, contienen tormentas y en ocasiones tornados.

¿Cómo se nombra a los huracanes? 

Puede haber más de un huracán a la vez, esta es una de las razones por las que se da nombre a los huracanes. Los nombres facilitan el seguimiento y la conversación sobre las tormentas.

Se le da un nombre solo si esta se convierte en una tormenta tropical, ese nombre se queda con la tormenta si posteriormente se convierte en un huracán. (Los trastornos tropicales y las depresiones no tienen nombres).

Cada año, las tormentas tropicales se nombran en orden alfabético, los nombres provienen de una lista de nombres asignados previamente para ese año. Hay seis listas de nombres, las cuales se reutilizan cada seis años.

Si una tormenta hace mucho daño, su nombre a veces se quita de la lista y se sustituye por un nuevo nombre que comience con la misma letra.